• www.elblogdeeducacion.org

¿Qué es la transversalidad en educación? Claudia Bataller Sala.


La transversal es un concepto definido por la Real Academia Española (1992) como aquello “que se halla o se extiende atravesado de un lado a otro".

La transversalidad consiste en una propuesta educativa que permite abordar la acción docente desde una perspectiva humanizadora, desarrollando principalmente los aspectos éticos (valores) en la formación de las personas. Esta modalidad educativa pretende ayudar a superar el divorcio existente entre la escuela y la vida, así como guiar los propósitos escolares al responder a la pregunta ¿para qué enseñar? La idea de José Palos a este respecto resulta interesante “con el desarrollo de los ejes transversales estamos educando en valores, en última instancia lo que pretendemos es un cambio de actitudes, comportamientos y a largo plazo la construcción de una nueva escala de valores que respondan a unos principios éticos diferentes a los que están generando y agravando los problemas actuales” (Palos:1998: 37).

Los ejes transversales son temas de relevancia social que se abordan desde los valores de forma sistemática e interdisciplinaria. Se introducen en el currículo no como contenidos disciplinares sino marcando la intencionalidad educativa con una preocupación humanista:

Esta metodología no consiste en enseñar, ni mucho menos en imponer a los alumnos valores “correctos” o “incorrectos”, es más bien un enfoque para ayudarlas a actuar con sus propios valores autónomamente elegidos, lo que les permite situarse en la realidad con capacidad de actuar e influir de una forma consciente y crítica ante las profundas transformaciones que vive o puede vivir.

El valor educativo de los ejes transversales es que no se encuentran en un espacio curricular específico, sino que atraviesan todas las materias y programas y es el maestro y la institución educativa, los que deciden, de acuerdo a las necesidades, qué valores y de qué forma trabajarlos. Se involucran con las materias, con las metodologías, con los espacios educativos, todo permea la intención formativa.

Así, si hablamos de educación para la paz, todas las materias propondrán actividades relacionadas con este valor, en matemáticas se podrá analizar con estadísticas y problemas las situaciones de guerra que se han vivido nacional o internacionalmente, en geografía se podrán analizar los países y regiones más vulneradas y las causas de ello, en ciencias se podría revisar las enfermedades más comunes en situación de guerra. Los contenidos, saberes o temas que están presentes en la propuesta educativa cobran un sentido formativo que puede ser contextualizado o situado de acuerdo lo que se considere más apremiante.

Una transversalidad más amplia, incluye no solamente al plan de estudios sino a todos los espacios, los mensajes que se pueden poner en toda la institución para hacer conciencia sobre la problemática, en la biblioteca, en la cafetería, en el transporte, en los salones, etc.

La transversalidad pretende superar los aspectos formales educativos que en ocasiones se encuentran ya desgastados y resultan poco efectivos.

Si la educación no es solamente instrucción, en el mundo de hoy es más necesario que nunca darle un sentido formativo permanente, intencionado, real; es la posibilidad de cumplir uno de los principios más anhelados de la escuela nueva de finales del siglo XIX y que desgraciadamente no hemos podido alcanzar, vincular la escuela con la vida.

¿Qué valores son los que valdría la pena formar con esta intención transversal en nuestro México de hoy?

Palos, J (1998) Educar para el futuro: tema transversales del curriculum. Bilbao: Descleé


#ClaudiaBatallerSala

0 vistas
  • Google+ Black Round
  • Facebook Black Round
  • Twitter Black Round

© 2017  Blog de Educación

creado por Focus Education

Agustín Díaz 20. Col. Miguel Hidalgo.

Tlalpan. 14260. CDMX

Tel: + 52.55.  

70 95 05 94