• www.elblogdeeducacion.org

¿Para qué debemos estar preparados en educación en México? Iván Aguilera Tellez.


Los cambios han iniciado a suceder y es algo que no podremos detener…innovar o innovar, no hay más. La consigna de quienes educamos radica en transformarnos para generar un mejor lugar y un futuro distinto.

Es necesario formar al alumno para que sea capaz de adaptarse a entornos cambiantes y diversos, desarrolle pensamientos complejos, críticos, creativos, reflexivos y flexibles, y resuelva problemas de manera innovadora, ya que como la vida misma: no hay recetas. El espiral que recorremos cuando aprendemos es infinito e impredecible, por ello, la única certeza que debemos generar es contribuir a formar seres multicompetentes.

La Educación tiene la finalidad de contribuir a desarrollar las facultades y el potencial de todas las personas, en lo cognitivo, físico, social y afectivo, en condiciones de igualdad; para que se realicen plenamente y participen activa, creativa y responsablemente en las tareas que nos conciernen como sociedad, en planos local y global. Así la escuela del siglo XXI debe garantizar la organización de la saturación de información que prevalece en nuestro día a día y crear condiciones para adquirir habilidades de pensamiento cruciales en el manejo y procesamiento de información y uso consciente y responsable de las TIC con un toque de equilibrio para lo natural y social.

Por lo anterior, la función de la escuela ya no es enseñar a niñas, niños y jóvenes lo que no saben, sino contribuir a desarrollar la capacidad de aprender a aprender, que significa aprender a pensar; a cuestionarse acerca de diversos fenómenos, sus causas y consecuencias; a controlar los procesos personales de aprendizaje; a valorar lo que se aprende en conjunto con otros; y a fomentar el interés y la motivación para aprender a lo largo de toda la vida. Será fundamental fortalecer las habilidades socioemocionales que les permitan a los estudiantes ser felices, tener determinación, ser perseverantes y resilientes; es decir, que puedan lidiar y adaptarse a nuevas situaciones, y ser creativos. Una aportación de gran trascendencia en el campo educativo es el entendimiento del papel que juegan los afectos y la motivación en el aprendizaje, y de cómo la configuración de nuevas prácticas son necesarias para guiar los aprendizajes e impactar en el bienestar de los estudiantes.

Las emociones tienen una huella duradera, positiva o negativa, en los logros de aprendizaje, el quehacer de la escuela es clave para ayudar a los estudiantes a reconocer sus propias emociones y para expresarlas, autoregularlas y saber cómo influyen en sus relaciones y su proceso educativo.

A lo largo de toda la educación se orienta a la edificación de los cuatro pilares de la educación:

  • Aprender a conocer,

  • aprender a aprender,

  • aprender a ser y

  • aprender a convivir.

Lo anterior únicamente se logrará a partir de las practicas pedagógicas que se implementen en el aula, la sensibilización-preparación docente con la que se cuente y sobre todo el desarrollo humano que se decida obtener.

El desarrollo de capacidades de pensamiento crítico, análisis, razonamiento lógico y argumentación son indispensables para un aprendizaje profundo que permita trasladarlo y aplicarlo a situaciones diversas y a la resolución de problemas.

El desafío es que el docente logre contribuir con sus capacidades y experiencia en la construcción de ambientes que propicien el logro de los aprendizajes esperados por parte de los estudiantes. El rol del docente es fundamental para que los estudiantes aprendan y trasciendan, incluso, los obstáculos inherentes a su entorno. Además, los nuevos retos correspondientes a los cambios sociales, culturales, políticos y económicos en el marco del cambio tecnológico acelerado y la globalización para fortalecer el respeto a nosotros mismos y a los demás, el sentido del deber y de la responsabilidad, para favorecer la capacidad de cooperación y la de mirar por el interés de todos. Así el Modelo educativo cumple su propósito fundamental de hacer realidad el derecho establecido en el Articulo 3ª constitucional en favor de todas las niñas, niños y jóvenes; recibir en la escuela una educación de calidad, que les permita adquirir una formación integral y les prepare para realizar plenamente sus potencialidades en la sociedad del siglo XXI.

El éxito de esta demanda mundial radicará en los procesos de innovación. Ahí Focus education y sus colaboradores-líderes educativos han implementado esfuerzos de gran trascendencia en el cómo, es decir, en las prácticas educativas que favorecen lo anteriormente descrito. A través de toda una arquitectura de aprendizaje los centros escolares interesados en generar procesos distintos que beneficien a nuestros alumnos nos hemos volcado en la intención de ser y hacer mejores las cosas a través de metodologías que permitan motivar y generar conocimiento, utilizar tecnología con conciencia humana, mirar al mundo considerando nuestro país y sobre todo enseñando a ser felices por lo que somos y hacemos y podemos hacer.

El proceso de innovación ha iniciado y no pararemos hasta trascender en los que hoy confían en este cambio, en este nuevo mundo en construcción que ha diseñado nichos de desarrollo capaces de albergar a las mentes creativas y humanas que desean un mejor mundo.


#IvánIsmaelAguileraTéllez

101 vistas
  • Google+ Black Round
  • Facebook Black Round
  • Twitter Black Round

© 2017  Blog de Educación

creado por Focus Education

Agustín Díaz 20. Col. Miguel Hidalgo.

Tlalpan. 14260. CDMX

Tel: + 52.55.  

70 95 05 94